Que nadie se meta con Cofarán porque si lo hace tendrá que verse las caras con el presidente de esta cooperativa farmacéutica a la que ya contemplan 50 años de historia. Y es que, Leandro Martínez, la cabeza visible de la distribuidora malagueña es un judoka contrastado, incluso, cuando era profesor de la Universidad de Granada dio clases de defensa personal a los mismísimos ‘boinas verdes’ del Ejército.

¿A quién le marcaría un Hansoku-make (descalificación)? Según señala el presidente de Cofarán en esta entrevista, a todos aquellos que no siguen las normas de la competición, como aquellas empresas que practican el comercio inverso. «El resto sí asumimos las reglas del juego, y una de las cosas que enseña el judo es a ser  respetuosos con el contrario que compite en igualdad», afirma. Ippon-Seoi-Nage para el sensei Martínez.

Más información